.

Photobucket regalo INES

18 mayo, 2014

Sensaciones......

La vida son sensaciones, No tiene sentido vivir sin sentir. Cada momento un sentimiento diferente, cada instante una emoción distinta. La vida se trata de pasiones. No tiene objeto una vida sin amor. Cada minuto de vida un regalo. Cada intervalo de existencia una bendición. Y en medio de todo, vibraciones interiores que elevan nuestros sentidos. Y cada paso, una ansia alimentada por ese ser que fue, por el que no ha sido y será por el que es. Porque cuando está, no piensas. Sólo sientes Porque cuando sientes no hay nada sólo Sensaciones. gracias

14 mayo, 2014

Poema a la prosperidad

Ni la tristeza, ni la desilusión Ni la incertidumbre, ni la soledad NADA ME IMPEDIRÁ SONREÍR. Ni el miedo, ni la depresión, Por más que sufra mi corazón, NADA ME IMPEDIRÁ SOÑAR. Ni la desesperación, ni la ignorancia, Mucho menos el odio o alguna ofensa, NADA ME IMPEDIRÁ VIVIR. En medio de las tinieblas, entre los espinos, En las tempestades y en extraviados caminos, NADA ME IMPEDIRÁ CREER EN DIOS. Así errando y aprendiendo, Todo me será favorable, Para que yo pueda siempre evolucionar Perseverar, servir, cantar, Agradecer, perdonar, recomenzar... QUIERO VIVIR EL DÍA DE HOY COMO SI FUESE EL PRIMERO, COMO SI FUESE EL ÚLTIMO, COMO SI FUESE EL ÚNICO. Quiero vivir el momento de ahora Como si aun fuese temprano, Como si nunca fuese tarde. Quiero mantener el optimismo, Conservar el equilibrio, Fortalecer mi esperanza, Recomponer mis energías, Para prosperar en mi misión Y vivir alegre todos los días. Quiero caminar con la certeza de llegar, Quiero luchar con la certeza de vencer, Quiero buscar con la certeza de encontrar, Quiero saber esperar Para poder realizar los ideales de mi ser. EN FIN ... Quiero dar lo máximo de mi, para vivir intensamente y maravillosamente TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA.

30 julio, 2013

Soñar contigo !!

>Déjame esta noche, soñar contigo Déjame imaginarme en tus labios los míos. Déjame que me crea que te vuelvo loco Déjame que yo sea quién te quite la ropa. Déjame, que mis manos rocen las tuyas Déjame, que te tome por la cintura ... Qué bonito seria jugarse la vida probar tu veneno Que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía Déjame presumir de ti un poquito Que mi piel sea el forro de tu vestido Déjame que te coma solo con los ojos Déjame esta noche soñar soñar contigo..
  • 29 julio, 2013

    Siempre mujer !!

    Una mujer puede dejarse poseer,
    pero nunca dominar.

    Una mujer podrá perder la cabeza por su amado,
    pero nunca dejará que le hagan cambiar su opinión.

    Una mujer será sensual y provocadora,
    pero sólo con quien le haga sentir que ella es única.

    Una mujer lo dará todo,
    pero nunca dejará que le quiten su femineidad,
    ni su esencia como mujer y ser humano.
    GRACIAS

    28 julio, 2013

    Ayer !!

    Ayer sentí que el cielo eras tú. Que mi vida sólo pasa por ti. Que mis labios necesitan besarte. Que mis manos pertenecen a tu piel. Que mis ojos sólo pueden mirarte a ti. Que mi sonrisa es tuya. Que mi corazón sólo puede enamorarse de ti

    27 julio, 2013

    Que cuantos años tengo ?

    ¡Qué importa eso! ¡Tengo los años que siento! Estoy en la edad en que puedo: Gritar sin miedo lo que pienso... Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido... Pues tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos. ¡Qué importa cuántos años tengo! ¡No quiero pensar en ello! Pues unos dicen que ya soy vieja, y otras que estoy en el apogeo. Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte. Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos. Ahora no tienen porqué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograrás! ¡Estás muy vieja, ya no podrás! Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo. Tengo los años en que los sueños, se empiezan a acariciar con los dedos y las ilusiones se convierten en esperanza. Tengo los años en que el amor a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada. Y otras es un remanso de paz, como el atardecer en la playa. ¿Qué cuantos años tengo? No necesito con un número marcar, pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas... ¡Valen mucho más que eso! ¡Qué importa si cumplo cuarenta, cincuenta o sesenta! Pues lo que importa: ¡Es la edad que siento! Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos. Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos. ¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quien le importa! Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento. ¿Que cuántos años tengo? ¡Qué importa eso! ¡Tengo los años que siento! Estoy en la edad en que puedo: Gritar sin miedo lo que pienso... Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido... Pues tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos. ¡Qué importa cuántos años tengo! ¡No quiero pensar en ello! Pues unos dicen que ya soy vieja, y otras que estoy en el apogeo. Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte. Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos. Ahora no tienen porqué decir: ¡Estás muy joven, no lo lograrás! ¡Estás muy vieja, ya no podrás! Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo. Tengo los años en que los sueños, se empiezan a acariciar con los dedos y las ilusiones se convierten en esperanza. Tengo los años en que el amor a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada. Y otras es un remanso de paz, como el atardecer en la playa. ¿Qué cuantos años tengo? No necesito con un número marcar, pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones truncadas... ¡Valen mucho más que eso! ¡Qué importa si cumplo cuarenta, cincuenta o sesenta! Pues lo que importa: ¡Es la edad que siento! Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos. Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos. ¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quien le importa! Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento.

    19 abril, 2013

    Como la vida misma


    Después de este silencio,
    qué nos queda.

    Me conmueve mi propia soledad, mientras leo.

    ¿Así que
    ésta era la historia de mi vida???

    Me recuesto y te miro
    envejecer sin mí.

    !!! ESO !!

    Mi cansancio
    mi angustia
    mi alegría
    mi pavor
    mi humildad
    mis noches todas
    mi nostalgia del año
    mil novecientos .....
    mi sentido común
    mi rebeldía.

    Mi desdén
    mi crueldad y mi congoja
    mi abandono
    mi llanto
    mi agonía
    mi herencia irrenunciable y dolorosa
    mi sufrimiento
    en fin
    mi pobre vida.